Documentación

Intentamos aclararte algunos temas de legislación y protección de la naturaleza

Antes, algunos apuntes sobre nuestras aportaciones a cambios legislativos sobre medio ambiente, especialmente en el marco del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, mientras estuvimos en la Junta Rectora del Parque Natural.

Algunas propuestas y alegaciones al IGI en 2013 :

Propuestas GECA en reunión JUNTA PARQUE NATURAL FUENTES DEL NARCEA, DEGAÑA E IBIAS, ABRIL 2013.

Sobre la modificación del PRUG:

Usos no permitidos con carácter general;
Supervivencia; cambiar a autorizable. Vivac; uso permitido.

4.2.2.1 cambiar a uso permitido el uso de vehículos a motor en la zona de uso agropecuario. En todo caso, que se considere como “habitantes del parque” a todos los vecinos de los 3 concejos y también se nos de autorización expresa del director del parque.

4.2.3. Lo mismo que lo anterior para la zona de alta montaña.
Uso permitido el vivac, entre el ocaso y el amanecer.

4.2.4.2. Especificar por quién será autorizable la caza fotográfica.

4.2.4.3. Además de esos supuestos, permitir también el paso a las actividades de educación ambiental y estudios de la naturaleza previa autorización del director del parque.

5.5.2.2. Excluir al rebeco de la lista de especies cinegéticas.

5.5.2.8. Equiparar el permiso de tránsito a las actividades de educación ambiental y ecoturismo.

5.7.2.4. La prestación de servicios guiados en zona de uso público serán usos permitidos y no necesitarán más autorizaciones que las exigidas por la normativa turística del Principado de Asturias. Quitar lo de que será sometido a autorización de la comisión rectora.

5.10.2.1. Actividades científicas; cambiar lo de autorizable por la Comisión Rectora a autorizable por el director del parque.
Facilitar este punto a las entidades que desarrollen actividades científicas y de investigación, no sólo a la universidad.

OTROS

• Incorporar el camín real de Leitariegos a los equipamientos de uso público y rutas del parque natural, colaborando con el Ayuntamiento cangués a su señalización y mejora; fomentar campos de trabajo para su mejora y mantenimiento.

• Abrir una línea de acción para programas de voluntariado en mejoras medioambientales en el parque, o campos de trabajo.

• Mejorar el tema de recogida de plásticos de silos en el parque, tanto en su punto de origen como voluntariado en el río para sacar lo que hay.

• Señalización oso en carreteras  en los puertos de Leitariegos; Connio y Pozo Mujeres Muertas; tramo Degaña-Fondos de Vega-Larón, al menos en 7 puntos.

• Miradores u observatorios fauna.

• Mejoras y mantenimiento en los equipamientos expositivos de los Centros de Interpretación y Casa del Parque Natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. No funcionan muchas luces, audiovisuales, entorno del equipamiento, barandillas de madera…

• Establecer servicios periódicos de vigilancia y seguimiento del veneno, especialmente entre el periodo de finalización de la caza y el comienzo de subida del ganado al monte (mes de marzo) en zonas con presencia de lobo y ganado, compaginado con las zonas donde se han solicitado daños de lobo. Uso de la brigada especializada con perros, de la Consejería de Agroganadería. Instalar carteles informativos en los centros de recepción de visitantes o de interpretación por si encuentran animales muertos en el monte.

• Incrementar la vigilancia del monte en épocas de riesgo de incendios y en los lugares reincidentes, así como la vigilancia nocturna.

• Crear una red de voluntariado o campos de trabajo para diversas mejoras en el Parque Natural.

• Dejar abiertas al público las cabañas hechas por la Consejería de Medio Rural y Pesca, Servicio de Montes y Producción Forestal, para uso de montañeros, como por ejemplo las de la zona de Genestoso (2), Valdecuélabre, Sobrebrañas, etc. y hacerles un mantenimiento anual mediante un programa de voluntariado abierto a asociaciones de montaña, ecologistas, etc.

• Mantenimiento de la señalización en general del parque; carteles como el de Carballo, por ejemplo, así como del GR.

• Habilitar las casetas de vigilancia de incendios del Connio y del Pozo de las Mujeres Muertas (2) para poder usarlas por parte de montañeros o naturalistas previa solicitud. Las dos del Pozo de las Mujeres Muertas necesitarían un arreglo integral.

• Autorizar el itinerario desde el área del puerto del Connio al Collado de La Cimera, Combo, desbrozando y señalizando el camino.

  • Retirar todo lo referente a la Chova piquirroja, Búho real y Alimoche, pues su escasa presencia u ocasional no ha de ser preceptiva para ningún tipo de restricción. El búho real nunca ha sido detectado por nosotros y el Alimoche cría ocasionalmente en dos puntos de nuestra geografía.

Nota: prácticamente ningún punto de nuestras propuestas fue aceptado.

 

 

 

 

Urogallos

Espacios y especies protegidas

Damos un repaso a la legislación vigente para que tengas más información en estos temas.

Descripción de la fauna de especial interés que se encuentra en esta comarca, protegida, catalogada, endemismos, etc.

En estos ecosistemas caracterizados por montañas que van de los 300 a los 2000 m., en valles apretados, encajados, con variedad de bosques autóctonos, principalmente robledales, hayedos y abedulares y con amplias zonas rurales humanizadas y presencia de pastizales, prados, etc., podemos encontrar las siguientes especies, entre otras:

ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN:

Oso pardo (Ursus arctos).- La población española de oso pardo se centra en la Cordillera Cantábrica, con una mayor concentración en el sector occidental de esta cordillera, donde nos encontramos. En los  Pirineos la población es muy exigua.

osezno

Esta población occidental mantiene un censo estimado en más de 100 ejemplares y se extiende por un área aproximada de 2.500 km2, en los concejos de Lena, Quirós, Proaza, Teverga, Grado, Yernes y Tameza, Santo Adriano, Belmonte de Miranda, Salas, Tineo, Allande, Somiedo, Cangas del Narcea, Ibias y Degaña. Es en estos últimos concejos, especialmente en el de Cangas, donde se encuentra el mayor número de hembras reproductoras de toda la población osera española.

Sus mayores problemas de conservación en esta zona son los lazos y venenos, así como molestias en su hábitat de reproducción y cría (turismo, batidas de jabalí, quads, etc.) y la modificación de su hábitat, por incendios forestales que les queman zonas de arandaneras o por infraestructuras, entre otras.

Urogallo Cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) “faisán, faisán montés”.- La población cantábrica parece ocupar uniformemente la cordillera, desde el borde occidental de Asturias a Cantabria. Los censos realizados en 1983 arrojaban unos resultados de casi trescientos machos en Asturias, casi doscientos cincuenta en León, algo más de veinte en Lugo y Cantabria y sólo tres en Palencia. Sin embargo, la población asturiana, que en los años 2000/2001 se estimaba en algo más de 100 machos, se ha visto reducida en las dos últimas décadas, con una clara tendencia regresiva, al menos en algunas de sus áreas de ocupación. La población occidental, donde nos encontramos, de la Cordillera Cantábrica es la que presenta un mayor porcentaje de cantaderos ocupados, mientras que en la población central y oriental el descenso ha sido más notorio, con una pérdida de población palpable.

Cartel de la campaña protección de los acebos. Dibujo de Mauricio Antón

Se apunta como causa de esta regresión la combinación de varios factores, algunos globales, ya que la especie está disminuyendo en gran parte de su área de distribución, y otros locales. Entre los factores más importantes que parecen estar influyendo en su declive poblacional se encuentran la fragmentación del hábitat (aumento de los bordes forestales, infraestructuras, incendios e incremento del efecto de los depredadores y ungulados competidores), la incidencia de los predadores en la fase de nidificación, el incremento de poblaciones de ungulados competidores, las molestias por la actividad humana, la baja tasa de reclutamiento juvenil y el cambio climático, este último a una escala más global.

La delicada situación poblacional del urogallo cantábrico llevó a su inclusión en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias como especie sensible a la alteración de su hábitat. No obstante, el agravamiento de su delicado estatus poblacional ha propiciado su cambio de catalogación en el mes de octubre del año 2005, pasando a estar incluida como especie en peligro de extinción.

ESPECIES VULNERABLES:

Águila Real (Aquila chrysaetos).- La población española de águila real ha sufrido un fuerte descenso poblacional desde el pasado siglo. Las causas de dicha regresión hay que buscarlas en la persecución a que fue sometida por parte de ganaderos y cazadores. Dicha persecución se ha realizado principalmente a través del expolio de los nidos, el uso de cebos envenenados, la colocación de cepos o la caza directa. La reducción del uso de venenos, el aumento en determinadas zonas de las especies presa y el incremento de las ideas conservacionistas, avalado por la protección legal otorgada a la especie desde 1973, han permitido una ligera recuperación de la población en los últimos años.
El censo de la especie realizado en Asturias en el año 2000 arroja un resultado de 26-28 parejas de águila real, de ellas,  dos se encuentran en  el suroccidente de Asturias, con nidos en árbol y en roca.

Aguila real sobrevolando parque eólico de Allande

Rana de San Antón (Hyla arborea).-  En España se distribuye por el norte y oeste de la península,  en Asturias  se encuentra también en algunas de las lagunas de montaña de Cangas del Narcea y Degaña.

Entre los factores de amenaza que resultan más significativos destaca la alteración y destrucción del hábitat ocasionados por la desecación y relleno de charcas, la destrucción de la vegetación palustre y ribereña, etc. Foto: Rana San Antón en laguna de Degaña. GECA.


ESPECIES DE INTERÉS ESPECIAL:

Halcón peregrino (Falco peregrinus).-  En general, su abundancia parece que depende de la disponibilidad de cortados rocosos para la nidificación y de presas suficientes. Por ello, se hace más rara en zonas de depósitos silíceos, como donde nos encontramos. Sin embargo, en esta comarca contamos con alguna pareja, una al menos, localizada y nidificando entre Degaña e Ibias, otros ejemplares, vistos por el GECA en montes de Cangas del Narcea.

Azor (Accipiter gentilis), “ferre“. El ave rapaz forestal que hemos escogido como logotipo por su fuerza, belleza y expresión de lo más secreto de los bosques está presente en esta comarca suroccidental asturiana. En Asturias a partir de los censos realizados en 2001 se estima la presencia de 175 parejas reproductoras. En cuanto a sus requerimientos de hábitat presenta una marcada preferencia por zonas con árboles maduros, de gran tamaño, que ofrezcan buena cobertura en el estrato superior y zonas más despejadas en los estratos del bosque medio e inferior. Es una rapaz excelentemente capacitada para volar con gran agilidad entre los árboles. Su pariente

más pequeño, el gavilán, también se puede ver por nuestros montes y bosques.

Nutria (Lutra lutra) “Tsóndriga“.- En nuestra región, tras un periodo de regresión muy acusado, en los últimos diez años vive un proceso expansivo que le ha permitido recolonizar cauces en los que se había dado por extinguida. Las poblaciones más nutridas se sitúan en los ríos del tercio occidental, donde nos encontramos. Escasea más en el extremo oriental, ya que el desarrollo de los sistemas kársticos de drenaje subterráneo hace que los cursos de agua presenten poco caudal y, por tanto, escaso alimento para la especie. En el río Narcea y algunos afluentes es normal ver sus excrementos en las orillas, bajo los puentes, y es especie habitual.

Nutria observada durante una de nuestras salidas de educación ambiental

Esta comprometida situación de la nutria llevó a su inclusión como especie de interés especial en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias. Las principales amenazas para su conservación son aquellas que, directa o indirectamente, afectan a la calidad del medio fluvial, así como la creciente utilización humana de zonas hasta hace poco tranquilas, lo que implica molestias que empujan a la desaparición de especies en esas zonas.

OTRAS ESPECIES DE FAUNA:

El pito negro (Dryocopus martius).- es el mayor de los pájaros carpinteros europeos y está presente en esta zona. Su aspecto es similar al de un cuervo, destacando únicamente sobre su cabeza un capirote de color rojo intenso. Como el resto de los carpinteros, se alimenta de insectos xilófagos que captura entre las cortezas de los árboles con una larga lengua que en estado de reposo rodea al cráneo dentro de un estuche córneo. En Cangas y Degaña mantiene buenas poblaciones en casi todos los bosques de montaña (robledales y hayedos) aunque también lo tenemos visto en zonas de castaños de algunos valles. Creemos que está en expansión.

Macho de pito negro.

Agateador norteño (Certhia familiaris).- Semejante al agateador común, el norteño es un pájaro de bosque sólo presente en los robledales y hayedos del norte de España. Tiene las partes inferiores más blancas y el pico más fino y curvo que el agateador común, pero su identificación resulta muy difícil en el bosque, por su parecido. Se alimenta de insectos que busca en las grietas de los troncos, entre los musgos y líquenes de ramas y cortezas de los árboles.

Salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica).-

Salamandras rabilargas

Es un endemismo (es decir, una especie que sólo se encuentra en un lugar determinado del planeta) típica del occidente asturiano, galicia y norte de portugal, y considerada como especie de interés comunitario a nivel europeo. Se trata de una salamandra alargada, de tonos marrones y ojos saltones, de larga cola, que se encuentra en las orillas de muchos de nuestros ríos de montaña (especialmente visible desde finales de la primavera a mediados del otoño).

Lobo (Canis lupus signatus) “Tsobo

Especie habitual en las altas sierras y cordales del suroccidente asturiano y en la Cordillera Cantábrica occidental. Se presentan varias manadas, unas 4-5, entre los Ancares y Somiedo, con una población que varía mucho de unos años a otros, en función de la repercusión de sus principales problemas, que son el veneno y la caza furtiva (o disparos al lobo en otras cacerías). Sin embargo, es una especie que depreda habitualmente sobre fitófagos salvajes (corzo, jabalí, y en menor medida rebeco y venado). Por ello, se ha ganado el odio de los cazadores, pues encuentran en el monte menos jabalís que antes a los que poder disparar. Está considerado en Asturias como “Especie Singular” y tiene un Plan de Gestión, con planes de actuación anuales que incluyen batidas de lobos, que el GECA pretende frenar a través de la mejora en la prevención de daños.

Desmán ibérico (Galemys pirenaicus) “Toupo aguanón“.- Especie presente en alguno de nuestros ríos de montaña. Parece un topo acuático con trompa, que mueve entre las piedrecillas del fondo del río, en sus orillas, buscando invertebrados acuáticos. Sin embargo, es una especie insuficientemente conocida.

Liebre de piornal (Lepus castroviejoi).- Es un endemismo ibérico, parecida a la liebre europea, pero la de piornal presenta una frangja más clara en la cara, entre la base de las orejas y la parte inferior de las mejillas. Ocupa los cordales principales de la Cordillera Cantábrica, extendiéndose principalmente por el suroccidente, donde nos encontramos, desde los Ancares hasta el puerto de Valdeprado, la sierra de Degaña y el puerto del Connio. También por las sierras altas del sur del concejo de Cangas, en hábitats que presentan piornales bien conservados, de ahí su nombre.

Perdiz Pardilla (Perdix perdix) “perdiz parda”.-  Se trata de un ave de 30 centímetros de tamaño, igual o ligeramente inferios a la perdiz roja. El plumaje se caracteriza por el pecho y vientre gris con una mancha rojiza que puede tener forma de herradura, más notoria en los machos. La parte dorsal es moteada, los flancos tienen listas menos contrastadas que en la perdiz roja y la cabeza es pardo rojiza.

Vive en las zonas altas montañosas, en parajes con matorral de brezos, piornos, enebros y otras plantas, intercalados con pastizales. En invierno, con grandes nevadas, desciende altitudinalmente. Forma bandos, excepto en la época de reproducción en la que se enpareja. Se alimenta de vegetales, semillas e insectos. En la Península Ibérica se distribuye por los Pirineos, la Cordillera Cantábrica y las sierras de la Demanda y Urbión. En Asturias se encuentra por las zonas altas de la cordillera, compartiendo, en ocasiones, el hábitat con la perdiz roja. Está presente en algunas zonas de montaña de Cangas del Narcea y Degaña.

Acentor alpino (Prunella collaris).-  Aunque es un pájaro poco conocido, el Acentor Alpino es de plumaje mucho más vistoso que el Acentor Común y puede verse en altas cotas de nuestras montañas, pero resulta muy discreto en sus costumbres y aunque retraído, puede aparecer posado muy cerca del observador o sorprendernos con su agradable canto, muy sostenido y fuerte que emite lo mismo al vuelo que desde una posición destacada. Es un pájaro típico de la alta montaña.  Lo  hemos visto por  las montañas de  Degaña,  Sisterna, Caniellas, etc.

Oropéndola (Oriolus oriolus).- Es un pájaro que no pasa desapercibido. Los tonos amarillos y negros del macho y su melodioso canto lo hacen inconfundible. Muy escaso, hemos visto oropéndolas en el valle del Coto y en Ibias. La hembra es de tonos verdosos. Son difíciles de ver pues están siempre entre los árboles de los bosques de ribera.

OTRAS ESPECIES DE INTERÉS COMUNITARIO

Lagartija serrana

En aplicación de la normativa medioambiental europea y sus famosas Directivas Hábitats y Aves, tenemos en nuestras montañas especies de interés europeo, endemismos (especies que sólo viven aquí) o animales muy ligados a ecosistemas muy concretos.

Reptiles como el lagarto verdinegro o la lagartija serrana, sólo se encuentran en el norte de España, el primero en bosques caducifolios, brezales y piornales y la segunda en zonas con pedregales de montaña del noroeste ibérico.

Animales más pequeños que los osos y lobos, pero que bien merecen nuestra atención cuando emprendamos nuestras excursiones de montaña. Escarabajos como el ciervo volante, el mayor coleóptero europeo, (8 cm.) figura como especie protegida en el apéndice II de la Directiva Hábitats y depende en gran medida de los robledales.

Doncella de ondas rojas, fotografiada en La Viliella

Pequeños animales como esta mariposa “Doncella de ondas rojas” es otra especie de interés comunitario presente en nuestras montañas. Caracoles como el Elona quimperiana o caracol de quimper que es una especie exclusiva del clima atlántico y sólo habita en el norte de España, también es una especie de interés comunitario. (Se le reconoce por tener el caparazón de color miel con manchas oscuras muy irregulares).

Caracol de quimper, curiosamente, presente en nuestras cuevas.

 Espacios Naturales

La declaración de espacios naturales protegidos fue seguida aquí con una enorme polémica y manipulación. La confusión también en la nomenclatura de estos espacios también empaña la finalidad de los mismos que, a menudo es confundida por la población local. Trataremos aquí de analizar estos nombres de los espacios y sus diferencias.

Cabe decir, que tenemos tanto reservas naturales como parques, zonas europeas lic y zepa y reservas de la biosfera. Todo ello para decirnos, como conocíamos ya en el GECA desde hacía décadas, que tenemos en el suroccidente asturiano una importantísima biodiversidad y riqueza ambiental y en paisajes.            Foto: MUNIELLOS (GECA). 

Bosque y río Muniellos.

Sin embargo, no cabe duda de que el año clave en la historia de los Espacios Protegidos de Asturias fue 1994, momento en el que se procedió a la aprobación del PORNA (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias) -Decreto 38/1994, de 19 de mayo- y supuso por primera vez el diseño de una red de espacios que habían de protegerse en función de la importancia de su flora, fauna, paisajes, uso humano etc. El PORNA es el documento marco para la protección de los recursos naturales, sentando los criterios básicos para la protección.

Al PORNA hay que sumar la legislación europea en tema de espacios naturales y la presencia de especies de interés comunitario. Son las llamadas Directivas Aves y Directiva Hábitats. De ellas se desprenden los LIC (Lugares de interés comunitario) y las ZEPA (Zona de Especial Protección de las Aves).

Por último, añadir que la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura) ha desarrollado ell Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), declarando unos espacios en todo el planeta (las reservas de biosfera) para promover y demostrar una relación equilibrada entre los seres humanos y la biosfera. Las reservas de biosfera son designadas por el Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB a petición del Estado interesado. Las reservas de biosfera, cada una de las cuales está sujeta a la soberanía exclusiva del Estado en la que está situada y por lo tanto sometida únicamente a la legislación nacional, forman una Red Mundial en la cual los Estados participan de manera voluntaria. Es decir, no tienen una normativa específica, si no que se trata más bien de una distinción a nivel planetario.

En todo lo dicho, según el PORNA, la Directiva Aves y Hábitats y el Programa MAB de la UNESCO, tenemos en esta comarca suroccidental; Monumentos Naturales, Paisajes Protegidos, Reservas Naturales, Parque Natural, ZEPA, Reservas de la Biosfera.

Bosque de Muniellos

MONUMENTOS NATURALES:

Los monumentos naturales son elementos de la naturaleza que se protegen para asegurar su conservación (árboles, cascadas, etc.)

  1. Alcornocal de Boxo (Allande).- Declarado por Decreto 39/2002. Incluido en el Paisaje Protegido de las Sierras de Carondio y Valledor. Es el mayor alcornocal de Asturias.
  2. Carbayón de Valentín (Tineo).- Declarado por Decreto 73/95, de 27 de abril. Enorme roble que tiene más de 500 años. Altura total: 16m; Diámetro normal: 10,50 m; Diámetro copa: 20m.
  3. Tejos de Lago y Santa Coloma (Allande). Grandes y viejos tejos.

PAISAJES PROTEGIDOS:

Los paisajes protegidos son aquellos lugares del medio natural que, por sus valores estéticos y culturales, sean merecedores de una protección especial. La declaración de estos espacios se efectúa por decreto y las directrices de actuación para asegurar que las actividades a realizar en la zona no alteren los valores a proteger se recogen en un Plan Protector.

  1. El Paisaje Protegido de Las Sierras de Carondio y Valledor se localiza en el occidente de la región, lindando en una parte de su perímetro con la vecina provincia gallega de Lugo. Incluye gran parte del concejo de Allande, un pequeño enclave meridional del de Villayón y la parte de Grandas al este del embalse de Salime.

RESERVAS NATURALES:

Esta categoría tiene como finalidad la protección de ecosistemas, comunidades o elementos biológicos que, por su rareza, fragilidad, importancia o singularidad merecen una valoración especial. Es decir, se crean para conservar algunas zonas concretas (un bosque, una laguna, un valle, etc.) que alberga alguna especie de fauna y flora de gran interés. Puede ser integral (no se permite ninguna actividad humana) o parcial (se permiten actividades tradicionales, ganadería y algunas recreativas).

  1. Reserva Natural Integral de Muniellos.- Declarado Reserva Biológica Nacional, por Real Decreto 3128/82. Declarado Reserva Natural Integral por Ley 9/2002. Incluido en el Parque Natural de Las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Es el espacio natural más protegido de Asturias. Sólo se puede visitar por 20 personas diarias y no se permite ninguna otra actividad humana. Cada uno de los tres montes que integran la Reserva constituye una cuenca hidrográfica diferente. Muniellos se sitúa en un anfiteatro natural abierto al nordeste por el estrecho paso de Tablizas. Las alturas de los picos del Connio y Penavelosa cierran el área al noroeste, las cumbres de la Sierra de Ciallo cierran el borde suroccidental y, por último, la línea de cumbres que va del Pico de Rioseco al Forcaso y el Pico Cabrón cierran el borde suroriental. Muniellos constituye así un dominio geográfico aislado de su entorno por líneas de cumbres en torno a los 1.500 m.

El anfiteatro de Muniellos se organiza en tres valles principales el de La Candanosa o de las Lagunas, el de Las Gallegas o de Refuexo y el de La Zreizal o de Teixeirúa. Los tres valles confluyen en el río Muniellos que, tras superar el angosto desfiladero de Tablizas, afluye al río Narcea. En esos tres valles principales confluyen a su vez una multitud de regueros y arroyos (vallinas), tantos como días tiene el año, de acuerdo con un dicho popular.

Hayedo, en el parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

El Monte de Valdebois se sitúa al noroeste del anterior e incluye la cabecera del río Aviouga, cauce que afluye al río Ibias muy cerca de la confluencia de éste con el Navia, que se produce ya en la provincia de Lugo. Dicha cabecera no presenta una disposición tan cerrada como la del río Muniellos, abriéndose ampliamente al noroeste. Enclavada en el monte, se sitúa la pequeña aldea ibiense de Valdebois, con apenas doce habitantes.

Por último, el área de La Viliella se sitúa al sudeste de Muniellos e incluye las cabeceras de algunos de los arroyos que alimentan el río Ibias por su margen derecha. Fuera del ámbito de la Reserva, pero casi sobre su límite, se localiza la aldea de La Viliella (Cangas del Narcea), con una población residente de algo más de veinte personas.

Reserva Natural Parcial del Cueto de Arbas. Con una extension de 2.593 ha. se ubica en el alto valle del Naviego, cerca de Leitariegos. Se halla aún sin declarar y bajo la normativa de las zonas de uso restringido especial del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

PARQUE NATURAL

Dichos espacios naturales protegidos se definen como áreas naturales poco transformadas por la explotación u ocupación humana que, en razón a la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, su fauna o de sus formaciones geomorfológicas, poseen unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente. Se gestionan con un PRUG (Plan Rector de Usos y Gestión) que se renueva cada 4 años. También con una Comisión Rectora (en la que están representantes de las Consejerías y Ayuntamientos) y una Junta Rectora (en las que están los anteriores y también representantes de la zona; ganaderos, propietarios, turismo rural, asociaciones, etc.).

  1. Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.- Declarado por Ley 12/2002, de 13 de diciembre. I Plan Rector de Uso y Gestión aprobado por Decreto 124/2006. Tiene unas 47.589 ha . El Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias ocupa gran parte de las montañas del sur del concejo de Cangas del Narcea, la práctica totalidad del concejo de Degaña y pequeñas áreas del oriente del concejo de Ibias.  El Parque integra por tanto un conjunto de sierras y valles que por su escaso poblamiento y acusado relieve conservan aun importantes masas forestales autóctonas. La conveniencia de una protección legal del espacio ya había sido señalada finalizando el siglo XIX por Bellmunt y Canella, que en su obra Asturias proponían la creación de un Parque Nacional que tomara por modelo el de Yellownstone declarado en los Estados Unidos de Norteamérica en 1897. 

El parque natural vela por la conservación y también el desarrollo, haciendo inversiones en la mejora de los pueblos, en la promoción del espacio, en los sectores tradicionales como la ganadería, etc. y crea una zonificación del espacio (zona de uso general, zona de uso agropecuario, de alta montaña, de uso restringido especial) en la que se regulan las actividades, especialmente  el turismo y el tránsito con vehículos.

Foto; una imagen del parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Oballo. GECA.

Más: http://tematico.asturias.es/mediambi/siapa/web/espacios/espacios/pnt/fuentes/


ZONAS DE ESPECIAL PROTECCION DE LAS AVES (ZEPA)

La Europa de los veinticinco estados miembros cubre una superficie de más de tres millones novecientos mil kilómetros cuadrados, con una población de unos 455 millones de habitantes. Este vasto territorio alberga una gran variedad de medios naturales y seminaturales, como resultado de la variedad de climas, suelos, relieves y actividades humanas. Sin embargo esta diversidad es extraordinariamente frágil encontrándose amenazada por el desarrollismo de las últimas décadas.

En respuesta a la rápida y continuada regresión de los diferentes hábitats comunitarios, y de las especies animales y vegetales que en ellos viven, en la Unión Europea se está instaurando una política de conservación de la naturaleza destinada a mejorar la gestión de nuestro patrimonio natural. Esta política se basa en dos textos: la Directiva Aves y la Directiva Hábitats, que contemplan la protección de los medios naturales y de las especies de fauna y flora, en particular mediante la creación de una red europea de lugares protegidos. Así la Unión Europea solicitó a cada país una lista de los espacios naturales que recogían las aves y los hábitats que figuran en las dichas directivas para declararlas primero como LIC (Lugar de interés comunitario) y después como ZEPA.

En esta directiva se establecen unas medidas generales de protección de la avifauna europea limitándose la caza de ciertas especies, los métodos de captura, así como su comercialización. Adicionalmente la Directiva Aves, contempla la necesidad de promover medidas que aseguren la preservación, el mantenimiento y el reestablecimiento de los hábitats de ciertas especies (incluidas en su Anexo I), incluyendo entre otras las siguientes medidas:
tra) La creación de zonas de protección.
tb) El mantenimiento y ordenación de acuerdo con los imperativos ecológicos de los hábitats que se encuentren en el interior y en el exterior de las zonas de protección.
yc) Restablecimiento de biotopos.
ud) Desarrollo de nuevos biotopos.

 El 21.2 % del territorio asturiano, con 13 ZEPAs dan cobijo a un total de 36 especies incluidas en el Anexo I de la Directiva Aves. La ampliación de las ZEPAs asturianas se ha realizado atendiendo a criterios ornitológicos habiéndose tenido en especial consideración el inventario de Áreas Importantes para las Aves (IBAs) realizado por la Sociedad Española de Ornitología (SEO). Así mismo se ha basado fundamentalmente en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Asturias, que coincide en gran mediada con las IBAs identificadas en Asturias, además de otros lugares de elevada importancia ornitológica. Este planteamiento permite dotar al territorio cubierto por las ZEPAs de un marco jurídico de protección de la avifauna.

En nuestra comarca tenemos la ZEPA de Muniellos y la ZEPA de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que coinciden con el espacio del parque natural.

Las ZEPAS no tienen normativa como tal, como el PRUG del parque por ejemplo, si no que los estados miembros tienen que velar por que esos espacios no se degraden. De tal modo que cualquier ciudadano puede interponer una queja a la Unión Europea de cualquier impacto ambiental en uno de estos espacios.

RESERVAS DE LA BIOSFERA

El Programa Hombre y Biosfera (MaB, Man and the Biosphere) es el principal trabajo de la UNESCO por vincular la conservación del medio ambiente con un desarrollo económico y humano sostenible. Se trata de un programa internacional de investigación, formación, demostración y difusión en materia de conservación y desarrollo sostenible, que nació en 1971 como resultado de la Conferencia Intergubernamental de Expertos sobre las Bases Científicas para un Uso Racional y Conservación de los Recursos de la Biosfera, celebrada en París en 1968.

Como principal instrumento para el desarrollo de los objetivos del programa MaB se estableció el concepto de Reserva de la Biosfera y la idea de su agrupación en una Red Mundial. La principal novedad que la figura de protección de Reserva de la Biosfera introduce en el panorama de la conservación es la de considerar, no ya sólo la protección de los elementos naturales existentes -ecosistemas y especies y, en definitiva, diversidad biológica-, sino también la conciliación de la conservación de los recursos naturales y el logro de un desarrollo económico y social sostenible, es decir, lugares del planeta donde convivan los ecosistemas y las poblaciones humanas.

A finales del año 2005 la Red Mundial de Reservas de la Biosfera está constituida por 482 Reservas de la Biosfera, pertenecientes a 102 países, de los cinco continentes. Entre ellas están Muniellos y Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, es como un diploma que se nos otorga para figurar en esta red mundial de espacios naturales merecedores de ser conocidos y conservados. La reserva de la biosfera no tiene ninguna normativa como tal, si no que es más bien una distinción, un galardón a nivel planetario del que tendríamos que sentirnos orgullosos.

En resumen, estamos en una zona que es, a la vez, Parque Natural, ZEPA y Reserva de la Biosfera. Todo ello nos informa de la necesidad de continuar trabajando por la conservación y el desarrollo sostenible en esta comarca, conociendo y disfrutando de sus paisajes y su biodiversidad.

Más en:

<embed src=”text10.swf” width=”248″ height=”23″ hspace=”100″ quality=”high” pluginspage=”http://www.adobe.com/shockwave/download/download.cgi?P1_Prod_Version=ShockwaveFlash” type=”application/x-shockwave-flash” ></embed>

Alguna normativa medioambiental de interés

  • Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Como evolución de la anterior Ley 4/89. Es la Ley más importante en España en cuanto a Medio Ambiente. Ahí recoge, por ejemplo, que está prohibido molestar a cualquier especie silvestre, sus nidos, etc. etc.

Más información del parque

Mapas de zonificación del parque natural 

 

 

Anuncios